Disfrutar de artículos de IKEA gratis

Si, has leído bien… no hay truco. Disfrutar de artículos de IKEA gratis está al alcance de todos, te explico cómo.

Periodo de devolución de 365 días

La clave para disfrutar de artículos de IKEA gratis se encuentra en su periodo de devolución. En este sentido IKEA funciona igual que cualquier otra tienda, con la diferencia de que te ofrece 365 días para devolver los productos.

El único requisito para recibir la devolución integra es tener el ticket de compra y que el producto se encuentre en buen estado. No importa si está abierto, cerrado o montado, mientras lo devuelvas en una tienda.

También puedes solicitar la recogida a domicilio abonando el coste correspondiente (3€ si recibiste tu envío por paquetería y 39€ para el resto). Esto es aplicable exclusivamente a pedidos en los que previamente se haya contratado un servicio de entrega en domicilio, y solo para compras realizadas dentro del territorio español peninsular. En este caso ya no te saldría totalmente gratis, pero si se trata de artículos grandes y/o caros, seguro que te sale más rentable que la mudanza o venderlos por Wallapop. Si te interesa esta opción contacta con el servicio de atención al cliente a través del chat online.

En mi caso utilizo la tarjeta IKEA Family cuando hago alguna compra. Si la has usado alguna vez, sabrás que no ofrece grandes ventajas, pero va archivando las compras que haces y te permite enviar el ticket de compra a tu correo electrónico. Esto unido a una sencilla regla automática en el correo electrónico permite que puedas localizar fácilmente los tickets de compra de IKEA en una carpeta específica, o con otras facturas, aunque sean de hace meses.

Lo tengo todo, pero no está perfecto

En las condiciones de devolución establecen claramente que para poder realizar la devolución de tus artículos IKEA deben estar en su embalaje original o en perfecto estado de conservación.

También indican que si el artículo está sin usar, aunque desembalado o montado, valorarán si está en condiciones de darle una segunda vida, en cuyo caso te devolverán el importe en una tarjeta devolución para que puedas encontrar otro que te guste más. Esta tarjeta no tiene fecha de caducidad y no es nominativa.

Todos sabemos que la calidad de los muebles de IKEA no es “premium” y esto se nota cuando desmontas los muebles. Algunas piezas pueden tener un pequeño desgaste fruto de los tornillos o el encaje con otras piezas. No obstante, mi experiencia personal es que no son “tan tan” estrictos en este sentido y siempre me han devuelto el importe integro en la tarjeta.

En todo caso debes contar con la posibilidad de que no sea así, sobre todo si los muebles tienen un desgaste evidente.

¿Y si he perdido el ticket de compra?

Para las devoluciones de productos es indispensable el ticket de compra. No obstante, si lo has perdido, también tienes la opción de venderle tus muebles a IKEA. A través de su herramienta de tasación puedes seleccionar tu producto y estimar su valor, en función del estado que se encuentre. Si eres miembro de IKEA Family te dan un 10% adicional en la tasación.

Por lo que he podido comprobar, lógicamente esta opción no es tan rentable. Sin embargo es una opción sencilla para desahacerte de tus muebles sin negociaciones. Si te convence lo que te ofrecen, sólo tienes que llevarlo a una tienda de IKEA (no hace falta que lo desmontes) y te darán una tarjeta regalo con el importe.

Por cierto, estos mismos muebles son los que puedes encontrar en la sección de Mercado Circular de sus tiendas. Más de una vez he encontrado el mismo producto que iba a comprar, en perfecto estado, a un precio mucho menor. Quizás haya artículos en los que prefieras pagar unos euros más y llevartelo nuevo. Sin embargo hay otros productos (como bombillas o enchufes inteligentes) que funcionan exactamente igual.


¿Dudas?¿necesitas ayuda? entra aquí
Y si te ha gustado, compártelo! 🙂
Send this to a friend